Inicio > Cultura(s), Libros, Lo importante es otra cosa, Mundo > Héroes de Mesa Verde en Florencia. Las cartas del mal de Baruch de Spinoza

Héroes de Mesa Verde en Florencia. Las cartas del mal de Baruch de Spinoza

noviembre 18, 2009 Deja un comentario Go to comments

En este episodio del segmento Héroes de Mesa Verde de Lo importante es otra cosa, Karina Colloca y Martín Chiavarino ingresan en los palacios de Florencia para descubrir el esplendor de sus salones, sus jardines, los palacios, las iglesias y las conocidas plazas públicas de la capital del renacimiento italiano.

En el segundo bloque nos adentramos en Las cartas del mal, el ensayo de Gilles Deleuze sobre la correspondencia entre Baruch de Spinoza y Willem van Blijenbergh. El libro editado por Caja Negra esta acompañado de las ocho cartas que se conservan de la correspondencia original entre ambos y un prefacio de Florencio Noceti. El libro contiene además el decreto de excomunión de Spinoza de 1656:

http://www.archive.org/download/LasCartasDelMalDeBaruchSpinoza/ViajesMesaVerde10-181109.mp3

Haciendo click en player podrás escuchar el audio

Bajar audio

“Los dirigentes de la comunidad ponen en su conocimiento que desde hace mucho tenían noticia de las equivocadas opiniones y errónea conducta de Baruch de Spinoza y por diversos medios y advertencias han tratado de apartarlo del mal camino. Como no obtuvieran ningún resultado y como, por el contrario, las horribles herejías que practicaba y enseñaba, lo mismo que su inaudita conducta fueran en aumento, resolvieron de acuerdo con el rabino, en presencia de testigos fehacientes y del nombrado Spinoza, que éste fuera excomulgado y expulsado del pueblo de Israel, según el siguiente decreto de excomunión: Por la decisión de los ángeles, y el juicio de los santos, excomulgamos, expulsamos, execramos y maldecimos a Baruch de Spinoza, con la aprobación del Santo Dios y de toda esta Santa comunidad, ante los Santos Libros de la Ley con sus 613 prescripciones, con la excomunión con que Josué excomulgó a Jericó, con la maldición con que Eliseo maldijo a sus hijos y con todas las execraciones escritas en la Ley. Maldito sea de día y maldito sea de noche; maldito sea cuando se acuesta y maldito sea cuando se levanta; maldito sea cuando sale y maldito sea cuando regresa. Que el Señor no lo perdone. Que la cólera y el enojo del Señor se desaten contra este hombre y arrojen sobre él todas las maldiciones escritas en el Libro de la Ley. El Señor borrará su nombre bajo los cielos y lo expulsará de todas las tribus de Israel abandonándolo al Maligno con todas las maldiciones del cielo escritas en el Libro de la Ley. Pero vosotros, que sois fieles al Señor vuestro Dios, vivid en paz. Ordenamos que nadie mantenga con él comunicación oral o escrita, que nadie le preste ningún favor, que nadie permanezca con él bajo el mismo techo o a menos de cuatro yardas, que nadie lea nada escrito o trascripto por él.”

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: